¿Cómo escoger el soporte para mi colchón?

La elección del soporte adecuado está muy relacionada al colchón con el cual se utilizará la base.
En colchones de muelles o viscoelásticos se puede utilizar cualquier tipo de base, aunque hay que tener en cuenta que una base tapizada hará que el colchón sea más firme que en un somier multiláminas, que aportará más flexibilidad.
En el caso de los colchones de látex o viscolátex es recomendable utilizar siempre una base que permita la transpiración del colchón, debido a que la falta de aireación provocaría la aparición de humedad.
Los somieres de láminas de madera son la base adecuada para este tipo de colchones.
Las bases tapizadas, somieres de láminas de plástico o muelles encajados no son recomendables para los colchones de látex o viscolátex.

Bases tapizadas

Las bases tapizadas son una de los soportes más simples que existen en la actualidad. Están formados por una estructura metálica reforzada con tubos de acero con barras transversales, y un tablero de madera acolchado donde se apoya el colchón.
Las bases tapizadas pueden utilizarse con cualquier tipo de colchón, a excepción de los colchones de látex y viscolátex. Esto es debido a que no permite ningún tipo de transpiración entre la zona de contacto con el colchón.

Somieres fijos

Actualmente existen diferentes tipos de somieres fijos con la estructura fabricada en madera o acero, con diferentes grados de resistencia y refuerzos.
El sistema de láminas, que es el que soporta el colchón, ha ido evolucionando en relación a los materiales (madera, fibra de vidrio, fibra de carbono, madera texturizada, etc.), así como también a la variedad y alternativas que ofrece (diferentes zonas de descanso, reguladores de firmeza, soportes de caucho, topes laterales).
La elección de la base es clave y vital para un óptimo descanso y debe estar relacionada con el tipo de colchón sobre el cual descansa. Un excelente colchón debe ir acompañado siempre de una base adecuada.

Somieres articulados

Los somieres o camas articuladas son un excelente complemento para su colchón.
Existen somieres articulados manuales o con motor.
Estos últimos son los más extendidos debido a su practicidad y comodidad. Se accionan mediante mando a distancia por cable.
Se fabrican en diferentes materiales, siendo los de madera o metal los más conocidos.
Permiten cambiar la posición de la cama regulando la altura y los ángulos de flexión.
Habitualmente deben ser combinados con colchones flexibles como los de látex o viscolásticos con canales transversales inferiores que permiten la flexión.
El sistema de láminas, que es el que soporta el colchón, ha ido evolucionando en relación a los materiales (madera, fibra de vidrio, fibra de carbono, madera texturizada, etc.), así como también a la variedad y alternativas que ofrece (diferentes zonas de descanso, reguladores de firmeza, soportes de caucho, topes laterales) que hacen que puedan vascular de manera multidireccional, consiguiendo una mayor adaptabilidad y confort.

Canapés

Actualmente existen diferentes tipos de canapés: fijos, abatibles, con cajones, tapizados, etc.
Los más recomendables y completos son los canapés abatibles, ya que permiten aprovechar al máximo la capacidad de almacenaje del arcón inferior.
Hay que tener en cuenta que el canapé está compuesto por: arcón inferior, tapa, estructura interior, estructura exterior, tapizados y sistema de apertura.
Existen canapés de madera y tapizados en polipiel o microfibra. La elección del material debe estar ligado no solo a temas estéticos, sino a la limpieza e higiene que ofrece cada uno.
La tapa del canapé es la que hará de soporte del colchón, y puede ser una base tapizada (polipiel, microfibra o tejido 3D) o un somier multiláminas. Las bases tapizadas harán que el colchón sea más firme que en un somier multiláminas, que aportará más flexibilidad.
Hay que tener en cuenta que los colchones de látex o viscolátex solo pueden ser utilizados en somieres multiláminas, ya que necesitan transpirar.
El sistema de apertura más extendido y utilizado es mediante pistones a gas, que le permite abrir y cerrar la tapa sin tener que realizar fuerza y con total seguridad. Además son muy resistentes, silenciosos y de muy fácil apertura.
Otro aspecto a tener en cuenta es la cantidad de piezas que componen el canapé, pudiendo ser completos (de una sola estructura) o partidos, siendo estos últimos los más recomendables, ya que son más fáciles de transportar e instalar.
En el apartado de Canapés de nuestra tienda online puede encontrar una gran variedad de modelos, pudiendo comprarse de manera individual, o en packs formados por colchones y almohadas.